lunes, 31 de diciembre de 2012

2012 Y MÁS ALLÁ

Un año más, un año menos. Se han pasado los 365 días que veíamos imposibles, se ha pasado un año exacto desde que deseé que este año debería ser mejor que el anterior.
Me siento y me paro a pensar lo bueno, lo malo, todo lo que ha pasado, la gente que ha entrado en un segundo y otra que se ha ido sin decir adiós en tu vida.
Supongo que a todos nos han pasado cosas que no olvidaremos, yo creo que en este año ha sido en el que más he aprendido, sobre la persona que nunca me fallará, sobre mí mismo.
Empecé el año con una ilusión renovada, con algo nuevo que me hacía levantarme todas las mañanas y acostarme rápido para soñar, pero se quedó en eso, en un sueño, un sueño bonito. Me defendía de los reveses como cualquier otra persona, y más en estos tiempos. El frío se fue pasando y yo me iba centrando en cosas cada vez más importantes, o al menos eso pensaba.
Los amigos cada vez son menos, pero los que son, son de verdad. He debido elegir muchas cosas, demasiadas disyuntivas para un chaval que lo quiere todo, pero a día de hoy creo que no me he equivocado en ninguna de ellas. Llegó el calor, y con él el verano y la satisfacción de haber conseguido lo que llevaba mucho tiempo esperando. Se pasó rápido, muy rápido, pero los veranos mejoran año tras año. Además, lo bueno siempre es demasiado efímero.
Hubo malos tiempos, y personas que me sacaron de las lágrimas encendiendo una pequeña sonrisa. Hubo buenos momentos que quedaron intactos en miles de fotos, con todos, con todas esas personas que me acompañan en cada grito mudo que doy a la vida.
Siempre me he considerado una persona madura, humilde y risueña; o al menos es lo que quiero llegar a ser. A si que este año ha sido otro más para poder alcanzar las metas que yo mismo me propuse.
Por otro lado ha habido demasiadas experiencias nuevas, todas ellas recogidas en este pequeño blog, y otras no tan nuevas pero que han conseguido hacer el mismo daño. Las decisiones a mi edad no tienen demasiado peso, pero estamos en esa edad en la que no somos mayores para hacer lo que nos gusta ni somos pequeños para quedarnos quietos viendo como la vida no se para a esperarnos.
Daría las gracias a todos, y así lo haré, pero si lo pongo aquí no terminaría.
 He tenido 365 días para creerme que todo lo bueno que me estaba pasando era una pesadilla que estaba haciendo mal su trabajo, pero no, esta vez me lo he creído y sí, me he podido equivocar, pero si de algo no me arrepiento es de mis propios errores.
En definitiva, un buen año, otro más, otro menos, un año tan diferente que ha terminado sin punto final, porque no seré yo quien ponga fin a lo bueno

¡¡¡FELIZ AÑO 2013!!!


domingo, 30 de diciembre de 2012

Ni con los ojos cerrados

Aquí me tienes; sentado y con la espalda doblada intentado hacer que este día sea un día menos, en vez de un día más.
No sé en qué acabarán mis palabras, ni mis letras; y aún menos mi sonrisa y los ríos de tinta que he desaprovechado en rotos papeles.
Yo no puedo hablar sobre la vida, ni sobre la madurez, ni menos sobre el amor. Me considero una persona incapaz de tratar a la gente como se merece, no tengo punto medio; siempre doy cosas a quien menos se las merece, por eso creo que sigo cegado. Sin embargo, sí puedo hablar sobre mis sentimientos, los que considero que al igual que siempre, hoy son verdaderos, pero insensatos.
Así es, sentimientos vacíos de sensaciones; buscando la evasión en cada movimiento mal hecho; reclamando lo que se merecen u olvidando lo que nunca ha sucedido.
Me duele la cabeza de pensarte, las manos de escribirte y el corazón de lamentarte.
La noche me despierta y el día me adormece; y tú...
...tú no me dejas vivir ni con los ojos cerrados.


viernes, 28 de diciembre de 2012

He venido a ti


He venido a ti para desahogarme clavando la punta poco afilada de mi pluma moderna sobre el papel.
Me he cansado de estar en una vida que no me apasiona, que me deja boquiabierto en cada nuevo suceso, que hace en mí tales cosas de las que no me puedo enorgullecer.
La vida es todo lo que nos rodea; familia, "amigos", chica especial... Pero hoy no he venido a escribir sobre la vida. Hoy me siento a la luz de la noche para gritar a unos oídos sordos, a unos labios tartamudos, a una lengua inquieta... que jamás me he rendido, y ahora que lo tengo me siento vacío. No sé muy bien lo que quiero, pero sí a quién. No sé exactamente lo que haré con mi vida, pero sé lo que no haré. No sé nada y a la vez puedo saber todo; por eso mismo quiero olvidarme de la rutina, de que todos los días amanece, de que todo el tiempo pienso en ti, olvidarme de que siempre tengo que sonreír, olvidarme de que tú no me ves a mí como yo te veo a ti.
Ya lo sé, pido mucho, incluso lo que pido tampoco me gustaría, porque aún así no tendría nada por lo que luchar. Por eso, en los peores momentos se ve cómo eres de fuerte y las personas que te fortalecen. En los peores momentos en los que no dices nada; que tan solo gritas en unas palabras escritas y desordenadas.



domingo, 23 de diciembre de 2012

Ha pasado algún tiempo

Ha pasado algún tiempo desde que no soy yo mismo, bueno, a quién quiero engañar.
No ha pasado nada de tiempo desde que tenía ilusión por las cosas, por las frías tardes, por los anocheceres.
No ha pasado nada de tiempo desde que tenía ilusión por las personas, por ti y por mí...
Y como siempre, mi tinta se para, por desesperación, por algún error del pasado, o quizás porque no puede escribir más locuras sobre ti. No lo sé, aún no me lo ha dicho.
Y seguiremos, mi tinta, mi cabeza y la poca inspiración que me has dejado, seguiremos de día, de noche y a todas horas.
Seguiremos agachando la cabeza, pero tan solo para escribir; abriendo los ojos para despertarnos de los sueños; derrochando esfuerzo en cada cosa que se nos pase por delante.
Seguiremos, pero tan solo estaremos nosotros. Mi amor, la tinta; mis amantes, las locuras; y a ratos, mi mentira, que soy yo mismo. Tan solo nosotros, y la inalcanzable esperanza de que nadie nos pueda molestar, de que nadie me pueda robar a mis amantes.


sábado, 22 de diciembre de 2012

Empezando a pensar(te)

Hace tiempo que te quiero conocer, pero me he dado cuenta de que eso que yo pretendo, es imposible. Quizá cuando sepas quién eres, lo que eres para los demás... quizá cuando sepas todo eso, lo volveré a intentar.
He probado todo, he robado tiempo y deseos a las 00.00, he visto tus ojos tan cerca que me gritaban: "acércate un poco más, que yo haré lo mismo".
Me has ayudado a morir en cada beso, en cada abrazo; me has matado en cada mirada.
No te creas lo que no eres; aunque sé que no sabes ni la mitad de lo que pienso sobre ti.
Tuve miedo y lo vuelvo a tener, y de nuevo es por "nosotros". Confiaré en el tiempo y retomaré mis impulsos de no dejarte pasar.
Espero que tú hagas lo mismo, cielo.


lunes, 17 de diciembre de 2012

Te la debía

No me acuerdo cuales fueron mis últimas palabras, y aún menos las tuyas. No recuerdo el por qué de este cambio tan drástico que has dado... Y una vez más, no te entiendo.
Me desconcierta como eres capaz de ponerme alerta, dudar de todo lo que he hecho y soñado contigo, me asombra como estando tan lejos, eres capaz de entrar dentro de mí. Yo ya he cambiado, tú, al igual que yo, también; y con nosotros la relación que teníamos.
Siempre he pensado que era algo que nadie podía entender, porque incluso ni nosotros lo hacíamos, pero sí que pienso que algún día fuimos felices, agarrados de la mano, despiertos, abrazándonos y paseando mientras llueve; es decir, como nunca.
No sé que he hecho, me gustaría remediarlo pero tengo miedo a que me digas otra de tus verdades aplastantes que me reducen a un metro cuadrado de sueños felices, pero rotos.
Ahora retumba nuestra canción, y las noches más frías hablando contigo, ahora retumba todo lo que nos inventamos para que en un futuro incierto nos pudiéramos besar; y así fue, hasta hace poco sentimos la chispa, pero la ilusión se apagó aquél día malo de marzo.
Si sigue la primera pregunta en pie, mi respuesta también sigue estando en pie.
Pondría muchos posdatas pero tú quisiste acabar con eso, que era lo único que me quedaba para acordarme de mis propias promesas.
No sé si lo leerás, espero que sí, al igual que yo leo todo lo que escribes, incluso lo que va por mí; también espero que estés igual de feliz que la última vez que hablamos y que tengas lo que te mereces, lo que conmigo no conseguiste.
Y no llores, que nos conocemos, ya lo hago yo por ti.





miércoles, 12 de diciembre de 2012

Una y mil veces

Quiero escribir con fuerza, que mis palabras resoplen confusión en cada letra, que me hagan ver que el destino tiene algo para mí. Me quiero sentir como un pez en el océano, libre, como una gota en la lluvia, especial, como una hoja en un bosque, irreemplazable, como tu estrella favorita en las mejores de las noches.
Quiero, quiero, y quiero... Poco consigo y mucho me esfuerzo. Quizás todo tiene un fin, un por qué, un agradecimiento o incluso una recompensa. Pues bien, yo no lucho por nada de eso, de hecho no tengo muy claro ni si quiera que lo que hago es luchar, pero sé que sí que me esfuerzo, por poder conseguir el fin, el poder buscar el mínimo reconocimiento para poder seguir siendo lo que soy.
Porque mientras los demás cambian con las modas, yo sigo incapaz de dejar de esforzarme; porque mientras todos gritan, yo me quedo hablando conmigo mismo; porque mientras yo grito, todos los demás hablan consigo mismo...
Así es el mundo, el mundo que tú te creas a tu alrededor, quizá se resuma en una bonita noche de verano, una buena tarde de invierno, y la mejor mañana de primavera por el retiro; pero eso, lo tienes que lograr tú...
Y al mirar atrás, verás lo bueno, después el esfuerzo, y después sentirás la sensación escalofriante de querer volver atrás en el tiempo, y ahí, es cuando sabes que lo volverías a repetir, una y mil veces.


sábado, 8 de diciembre de 2012

Quiero

Quiero pensar que algún día las cosas saldrán bien, o al menos que no saldrán mal. Quiero pensar que algún día las cosas no sean como ahora, llenas de confusiones, idas y venidas y sinrazones.
Quiero ver como cambia todo a mi alrededor y quedarme solo, para poder empezar de cero. Quiero ver y demostrarme a mí mismo que lo puedo superar, que te puedo superar.
Quiero tus labios, tu boca, tu mirada, tu sonrisa, tu cielo; quiero ser el primero en lo bueno y el último en lo malo, quiero ver como no te rompes con cualquier toque.
Quiero tantas cosas que he conseguido no quererme a mí; he llegado a tal punto, que o pretendo hacer todo por los demás, o pierdo lo único que tengo.
y siempre me digo: Hoy no vas a escribir de esto, y acabo escribiendo siempre de esto. No lo publico, no merece la pena, pero he creído que ya iba siendo hora de abrir los ojos, todos a la vez a ser posible, y saber quienes nos guían, quienes están y quién nos quita el sueño por las noches.


Van Gogh 

lunes, 3 de diciembre de 2012

La vida no espera

A mí me han dicho que olvide mi pasado, pero también que solo se puede aprender no repitiendo los mismos errores que hice en él.
A mí me han dicho que no me preocupe por el futuro; que ya llegará, mientras que en el otro oído me decían que era lo único en lo que tenía que pensar.
A mí me han obligado a vivir en el presente cuando estaba estancado en el pasado. A mí me han hecho reaccionar al ver que la vida no te espera...
La frase de hoy: Aprende del pasado, y vive el presente de tal forma que el futuro sea mejor. ¿Qué bonito, verdad?
Pero ahora quiero me digan a mí qué pasa cuando lo que quieres está en el pasado, o peor aún, que lo que quieres aún no ha ocurrido. Ni hoy, ni ayer, y casi seguro que ni mañana.
Tan solo quiero que todos aquellos que ven todo fácil, desde la barrera, que se creen que todo está resuelto, que jamás estén en mi punto de vista, porque detrás de cada sonrisa, de cada lágrima, de cada gesto... se esconde algo que nadie va a poder saber.


viernes, 30 de noviembre de 2012

Otro encanto desencantado

Te escribo sin poder mirarte, sin saber qué pensar, sin decirte lo más mínimo.
Te escribo sin mirarte por el miedo a tus ojos, a que me digas lo que ves cuando me miras, hoy, con la cabeza agachada y con mi valentía por detrás, te dejo pasar por delante de mí.
Que no me hago el loco contigo, que me sé hasta cuando me quieres mentir y te crees que lo consigues, que sé que no puedes evitar querer recuperar lo que realmente te ha hecho feliz. Sé tanto que lo entiendo.
Después de todo no me puedes negar que algo ha cambiado, que tú has cambiado, que yo también he aprendido a jugar... ¿Perder? He perdido hace mucho tiempo, pero si me has demostrado algo es que tú no has ganado. No has sabido jugar, y yo tan solo he perdido porque siempre lo hago, tú no has ganado porque no lo sabes hacer. Ahora han cambiado tanto las cosas que en poco tiempo volverán a estar igual que antes.
Tan visible como un rayo, tan fuerte como un trueno, tan fugaz como un segundo, tan duradero como el beso que nunca ocurrirá. Me mintieron diciendo que con el tiempo se curan las cosas, que se ablandan, y ahora sé qué es lo mejor, pero no lo que me haría feliz.
Iré contra tus propias normas.
No has ganado nada, y desde hace mucho tiempo me tienes ganado a mí.



miércoles, 28 de noviembre de 2012

Nada me es imprescindible

Pretendes que sea yo el que diga ''me voy'' aún sabiendo que ninguno de los dos se quiere separar. Yo no me doy por vencido pero cada vez me dan más igual las cosas. Desde hace mucho la razón de los problemas y de la felicidad que tengo soy yo mismo, pero noto que tengo demasiados cambios. Algunos dicen que es la edad, otros que el agobio de todo y otros, que son como yo, que son rachas. A mí me gustaría ser como los demás, saber pasárselo bien y poder decir ''adiós'' sin ningún remordimiento, sin tener sentimientos, sin preocupaciones... Pero yo no soy así, yo necesito a alguien como yo, que nunca deje de caminar, que quiera más, que no se dé por vencido pero que sepa cuando cambiar.
Yo necesito a alguien que produzca ese algo que tanto echo de menos. Aún así, a día de hoy, nada me es imprescindible.


sábado, 24 de noviembre de 2012

Nuestras miradas insuficientes

Yo contigo soy un tonto haciendo tonterías, yo contigo soy un pájaro sin alas, alguien que quiere volar pero que tiene el cielo apagado. Yo contigo me hago el fuerte, creo que puedo aguantarlo, todo, incluso tu mirada. Pienso que no hay mañana, si no sonríes hoy; pienso que no puedo tirar por la borda todo aquello que tienes, que no me deja ser yo mismo.
Por eso, y por más cosas que no se pueden contar, estoy aquí, sentado en frente de una buena canción intentando que al leer esto, además de sonreír, te des cuenta de lo que vales, de lo que eres para mí.
Un día me dijiste que no se te daba bien escribir lo que sentías, si te soy sincero, a mí tampoco; por mucho que busco jamás encuentro la palabra exacta, por eso me gustan los dos únicos recuerdos que tengo de ti con algo escrito, el primero de tu puño y letra, el más bonito, el mejor; el segundo escrito en un día de confusión, rápido, enloquecido, el que más me gusta.
No nos vemos, ni lo necesitamos, no somos los que más nos hablamos, pero tampoco es imprescindible, no somos lo que el mundo espera de nosotros, pero sabemos que no se cansará de esperar. Yo no te observo, ni te veo, yo tan solo te miro porque hacerlo es como mirarme a mí y notar en las venas miedo, rabia, impotencia, desesperación y alegría. Así es, todo esto es tan contradictorio para mí, como difícil para ti.
No sé si esto te valdrá a ti, pero a mí no, todas las palabras se quedan cortas, todos los espacios son largos, todos los silencios son incómodos y todas las miradas son insuficientes.


viernes, 23 de noviembre de 2012

Difícil e imposible

Apareciste de la nada y te convertiste en un todo. Demasiado repetida esa idea, ¿verdad? Lo sé, pero es la verdad, es lo que me ha pasado, es lo que he vivido. Si nos paramos a pensar ya lo estoy haciendo mal, pero lo hagamos por un momento; creo que nos conocemos bien, que no somos demasiado distintos, que sabemos lo que es el esfuerzo y la recompensa, que creemos en los buenos amigos, y que pecamos de confianza. Esos somos nosotros, y lo mismo que tenemos de iguales, lo tenemos de diferentes; tú prefieres a todos, yo solo a unos pocos, a ti te gusta olvidarte de todo, pasarlo bien, disfrutar... yo lo intento pero nunca lo consigo. Otro infortunio de la vida, y qué, qué hago yo... ¿quemo el mundo?
No sé que pensar, no sé que sentir, no me quedan excusas para llamarte, se me agotan las fuerzas de no creer en nada, y si sigo aquí, es por si acaso, algún día, un solo segundo, abres lo ojos, y me ves detrás de ti, haciéndote seguir para adelante, como siempre lo has hecho.


jueves, 22 de noviembre de 2012

Me he perdido

Ya no soy el que era, ya nadie es el que era. Normalmente no nos damos cuenta porque todos cambiamos, más o menos, a la vez; pero yo sí que tengo recuerdos, conciencia, yo sé todo lo que he perdonado, todo lo que he intentado olvidar y no he podido, y de las cosas que me he olvidado,esas que ni puedo ni quiero recordar. Parece muy lógico todo, pero si te detienes a pensar tan solo unos segundos verás que ya no decimos lo mismo, que no hacemos lo mismo cuando salimos, que no pensamos lo mismo.
Las cosas cambian, muy rápido en muy poco tiempo, y las cosas nos cambian, queramos o no. Supongo que estaría bien decir que hay que ser fuerte para que eso no ocurra, pero pienso que tarde o temprano, ocurre.
Llevaba tiempo queriendo escribir algo como esto, para darme cuenta de las personas, de los recuerdos que tengo, del cómo, del cuándo, del por qué, del dónde, y sobre todo del quién.
Permanecemos amarrados al tiempo, a los cambios que nos producen, a las victorias y derrotas que logramos en él, permanecemos de pie tan solo para ver como va a ser una reacción del pasado en el futuro, permanecemos inmóviles viendo a los demás cambiar, sin movernos, cambiando cada segundo; seguimos aquí, siendo los que somos, por los recuerdos que nos mantienen vivos.


martes, 20 de noviembre de 2012

Me duele la sonrisa



Tratamos de explicar a los demás lo que ni nosotros sabemos.
Seré yo, que me estoy volviendo (más) loco...
Siempre he pensado que prefiero perder uno hoy, para ganar dos mañana, sé esperar, y más si lo que quiero es importante.
Tengo la sensación de poder perder todo sin tener aún nada, noto que tu mirada me desgarra cada segundo, que el tiempo no pasa cuando me hablas...
Pero no me quiero conformar con lo que tú me das, yo quiero hacer algo más, ganármelo como muchas otras veces he hecho.
Soy complicado, raro, quizás diferente, pero mejor que los demás; me salto las normas que nadie conoce, incluso me salto las modas y todo lo que los demás puedan decir acerca de mí.
No me gusta que me griten, pero grito como el que más, no me gusta llorar, y si hay que llorar soy el primero; me molesta que me mientan, cuando yo, inconscientemente, no digo toda la verdad. Por eso no quiero que nadie sea tan imperfecto como yo, porque sino tendría que verme tal y como soy, y tengo miedo de ver realmente lo que hago.
Pero si una característica me define es que lucho hasta por lo que ya está perdido, y por eso, al cruzarte tú en mi camino, dije que lucharé, pero tan solo si tú me dejas...

domingo, 18 de noviembre de 2012

Para soñar y no dormir

Eres una pregunta retórica con respuesta, un amanecer con el eclipse de nuestras miradas.
Me gustaría volver a discutir como lo hacíamos antes, volver a ser lo que un día nos creímos. Aún así, después de todo, ninguna mentira me ha hecho tan feliz como la que viví contigo.
Lo repetiré, una vez más, yo no me arrepiento, tanto en lo bueno como en lo malo si un recuerdo está presente, es porque tuvo que pasar, y pasó. Pero pienso que todos cambiamos con el paso de los días, los años, los segundos, los momentos, las lágrimas... pero que no por ello las personas te dejan de conocer.
Yo me considero de esas personas que no tiene problemas, pero que se los crea, que espera que un día todo dé la vuelta para poder mirar a los problemas de frente, y no de reojo; de esas personas que piensa más que habla, que siente más que escribe y que sonríe más que llora.
Me engañaron confiando en que después de algo, vendría otra cosa diferente y mejor, me mintieron al decirme que al final del todo, todo acabaría bien, me ilusionaron al hacerme ver que yo era además de especial, mágico y diferente; me han engañado tanto que he aprendido que la vida solo tiene sentido si la miras de cara y la sabes mentir como ella te miente a ti, a los ojos.
Pero yo no quiero, no quiero seguir unas normas que no creo que sean las correctas, no quiero ser uno más que se calle, que sienta y que no lo demuestre; no me quiero parecer a nadie, y menos a ti, mi vida.


jueves, 15 de noviembre de 2012

Las 0.00

Me apuesto a cara o cruz que no volverá a suceder. Me prometo a mí mismo que no volveré a caer en esta pesadilla maquillada de sueño. Porque hay que ser demasiado fuerte como para intentar cambiarla, y yo ya lo fui una vez. Supongo que tenías razón cuando decías que los improbables tenían cabida en tu vida, al igual que yo no me equivocaba al decir que los imposibles no existen, sino que los creamos nosotros mismos.
Ya está, me ha tocado a mí, de nuevo, y me quedaré con las ganas de saber a que saben tus labios, a qué cielo te suben, lo que ves cuando los rozas... Tendré que soñarlo, otra vez, con los ojos cerrados y con el temor a despertarme. 
Los golpes que más duelen son los que no dejan cicatriz, son aquellos en los que pierdes lo que ayer fue todo, para hoy no ser más que nada. Pero eso es mentira, no me puedo mentir a mí mismo, y menos escribiendo, si un día te prometí algo, no lo juré; si algún día juré algo, debiste no creerme; si algún día te miré a los ojos y te dije que no te quería, fui la persona más falsa del mundo. Todo eso es en lo que tú me convertiste, tú y tu mirada, tú y el reflejo de tus cabellos del color de las llamas, tú y esa atracción inexplicable que no sabía donde empezó, ni cuando iba a terminar.
Supongo que ya es la hora, las 0:00, justas, en punto, pediré el último deseo, el último pero el mismo de siempre, ese deseo que para ti es tan improbable como para mí imposible, ese deseo que para ti es una prohibición, una promesa contigo misma, pero que para mí es volver a soñar.
Me apuesto a cara o cruz, que la moneda cae de canto.

El huevo roto de la felicidad.



domingo, 11 de noviembre de 2012

Nos enseñan

La vida te enseña a vivir mientras te mata.
Los libros te enseñan todo lo que ocurrió en el pasado y la televisión a no sufrir por barbaries.
El tiempo nos enseña a equivocarnos, y los errores nos enseñan que ''de todo se aprende''.
El presente nos enseña en pensar en otros tiempos, el pasado a llorar y el futuro a soñar.
El amor nos enseña a amar.
La intolerancia nos enseña la superación.
El enemigo nos enseña el camino, y las lágrimas nos enseñan a resucitar.
Los amigos nos enseñan a reír, y la felicidad nos enseña el paso del tiempo.
Los errores a recordar.
La luz nos enseña la oscuridad y la oscuridad a querer luz.
La imaginación nos enseña a soñar.
Los años nos enseñan nuevas oportunidades.
El valor nos enseña el riesgo y la victoria el no haber fallado.
La libertad nos enseña a gritar, la goma a equivocarse y el lápiz a ser un cobarde.




jueves, 8 de noviembre de 2012

Autocrítica

Creo que nunca me había hecho tantas preguntas a mí mismo... pero la vida te dará las respuestas. Me parece muy hipócrita estar hablando de la vida no teniendo ni dieciséis años... pero supongo que todos nos necesitamos desahogar, porque ya vendrá algo peor.
Para qué mentirnos, lo que ahora es importante son los amigos, todas las mañanas, todas las tardes, todos los días, todas las noches. Y la ilusión que nos provocan unas pocas personas, de ahí en adelante, no hay nada; quizá familia, quizá estudios, pero ninguno de nosotros dudará en ayudar a algún amigo cuando lo necesite.
Sé que esta no es una entrada normal, pero necesitaba hacerme una autocrítica, de esas profundas, de esas que sacan lo peor de ti, que te revuelven el estómago y que te hacen sentirte mal contigo mismo. Yo soy de los que te sorprenden en el momento menos esperado, de los que reaccionan tarde de tanto pensárselo, de los que hacen pequeñas locuras que no se olvidan, de los que ríen y lloran, de los que no quedan; yo soy estúpido, borde, en ocasiones serio, y demasiado melancólico.
Ahora te digo, no te fijes en lo que soy, sino en lo que puedo llegar a ser si estoy a tu lado.


martes, 6 de noviembre de 2012

Que se derritan las miradas

¿Sabes como me siento? No lo creo, ni yo lo sé. Es algo tan raro, que se convierte en especial cada vez que me rozas. Es una ilusión difuminada, otro pasatiempo que me ha puesto delante la vida, es despertar con un sueño, y acostarme deseando verte...
Es tan raro, que me da la sensación de que voy a salir perdiendo, aunque no apueste nada; es tan raro, que quiero que llegues a notar lo mismo que yo cuando nuestros ojos se cruzan, cuando nuestras sonrisas brotan juntas, cuando tus lágrimas son las mías, y cuando veas que me voy, sin tú poder hacer nada porque me quede.
Quiero todo eso y más, quiero que estés en mi punto de vista, para verte tal y como eres, tal y como te mereces.
¿Esto está bien? No lo sé, no lo creo, las cosas buenas nunca me emocionaron del todo, pero tampoco está mal, por el mero hecho de saber que mañana seguirás ahí, sin saber qué hacer, sin saber qué decir, sin saber con qué ojos mirarme, pero sabiendo que tarde o temprano, tú te reflejarás en mis ojos...


domingo, 4 de noviembre de 2012

Prometo que será la última

Sentir que has perdido todo, y no has muerto. Tener esa sensación de satisfacción que te embriaga tus mejores momentos. El saber que tú tienes tu mundo, tus líos, tus trabajos, tus días buenos, los malos, el saber que hay amigos y ''amigos''.
Todo eso me reconforta, pero aún hay más, porque todo me lo he buscado yo, y no me arrepiento de nada. Tanto si tengo algo como si no, es porque yo me lo he ganado.
Ahora no quiero parecer grande, ni sentirme superior a nadie, no quiero parecer, simplemente, lo que no soy. Yo creo que todo llega, y el día que llegue seré feliz por completo.
Un día me advirtieron que quedarme sin ti, era quedarse sin nada; y lo afirmé. De nuevo la vida me vuelve a contradecir, y me sorprendió, pero esta vez fue positivo.
No me queda mucho más que decir, pero escribiré dos cosas que nunca, jamás se te deberán olvidar:
Un día te plantearás todo lo que hiciste en el pasado, y verás que en ocasiones, las locuras tienen consecuencias.
Para terminar, diré, que hay muchas formas de vivir la vida, pero yo pienso que se dividen en dos; en pasárselo genial unos meses, e incluso unos años, pero luego ver que si las cosas se hubieran hecho mejor esa felicidad hubiera sido más duradera; y luego la que yo, creo, pienso y opino que he elegido, la de moderarme y pensar qué y por qué hago las cosas, las reacciones en los demás y si me merece la pena decir lo que digo, hacer lo que hago e incluso escribir lo que escribo.

Prometo que esto será lo último que te escriba, aunque se me ocurra la frase más bonita del mundo, no te la podré decir, porque no se me habrá ocurrido mirándote...



sábado, 3 de noviembre de 2012

Todo está para algo

Los bolígrafos están para escribir, los libros para leer y yo para querer.
El pasado está para aprender, el presente para vivir, y el futuro para soñar.
La noche está para olvidar, el día para dormir y la tarde para sonreír.
Las fotos están para recordar, los recuerdos para no olvidar, y olvidar está para pasar página.
La vida está para vivirla, las canciones para escucharlas y las alas que no tengo están para volar.
La luz está para ver y lo oscuro para imaginar, la verdad para decirla y la mentira para sobrevivir.
Las 00.00 están para pedir un deseo y el norte para no perderle.
Tú estás para soñar y yo para despertarte de tu peor pesadilla.
La cama está para no dormir y el despertador para odiarlo.
El tiempo está para pararlo y el aire para quemarle.
Mis letras están para tacharlas y mis pensamientos para tratarlos como locuras.
La envidia está para matarla, las gomas para borrar, y el lápiz para equivocarse.
Mis sueños están para escribirlos y tú sonrisa para reflejarla en ellos...



jueves, 1 de noviembre de 2012

Escribir para mí

Escribir para olvidar, como beber las lágrimas que enturbian mis recuerdos.
Escribir para pensar, como leer las letras de imaginarias e infinitas aventuras.
Escribir para sentir, como oír nuestra canción preferida y ver que se hace realidad.
Escribir para mí, como reconocer una frase que taché de mi libro de notas.
Escribir para ver, como mira alguien que no ve al futuro.
Escribir para respirar, la paz de tu mirada, la paz de tu boca, la paz que no tienes.
No quiero escribir para nadie, ni de amor, ni de futuros inciertos, ni de pasados amargos, no quiero escribirte, no quiero pensar en sueños, no quiero sentir que el mundo se descoloca, no quiero ver que te vas y vuelves distinta, no quiero respirar si no es para un cambio de aires, un cambio de presente.
Tan solo hay de cierto, que deseo escribir para mí, sentirme libre letra tras letra, palabra tras palabra, locura tras locura, saber que puedo decir lo que siento, lo que veo y lo que noto; tener la posibilidad de hacer saber al mundo que jamás habrá nadie como yo, tan ciego en su presente y tan abierto al futuro.


martes, 30 de octubre de 2012

Lo sueños sin ti son pesadillas

Ya no sé que escribir, ni menos aún que escribirte. Me gustaría escribir lo que pienso, lo que siento e ir aún más lejos, escribir lo que creo que sientes, lo que creo que piensas acerca de mí. Pero ahora mismo eso es tan imposible como que no sonrías un día. Me tengo que resignar a lo que tú me des, lo que tú me digas, o hagas...
Supongo que la vida te acostumbra a estas situaciones, y como tengo casi 16 años aún no estoy acostumbrado a nada.
Me revienta que preguntes que qué me pasa y no poder responder tú, me revienta el verte y no poder actuar como a mí me gustaría...
Pero quiero que sepas que detrás de todo lo que aparento, todo lo que tú crees, detrás incluso de lo que escribo se encuentra algo que no voy a saber expresar hasta que sepa realmente lo que siento.
Espero que la vida sea como unas zapatillas desgastadas, que la suela se acomode a ti, y no tú a ella.


domingo, 28 de octubre de 2012

La mente en blanco

Llego a casa y siento el frío de la soledad. Esta noche no quiero soñar, solo quiero dejar la mente en blanco y que corran las horas por mi imaginación. Se me nubla la noche a cada paso, y en la vida, cuando adelanto un poco, retrocedo más de lo que aprendo. Ante esta situación lo mejor será quedarse parado. Esperar a que la solución caiga del cielo como las lágrimas brotan de mis ojos. ¿Qué pasó con el chico sin normas? ¿Con el chico rebelde que nada ni nadie le iba a parar? Ya no está, se ha ido de mí. No le buscaré ningún segundo más. Pero haré un alegato al destino, si existe.
Quiero deshacer el tiempo y volver atrás, y olvidarte; quiero pudrirme en tus ojos y no saber escapar de ellos; quiero saber qué es lo que merezco para saber elegir a las personas; quiero dar sonrisas y bostezos; quiero dormir y tan solo despertarme si es a tu lado.


viernes, 26 de octubre de 2012

Yo mismo

Sentir que el mundo se cae y tú con él. Que no puedes cambiar las cosas ni si quiera en un sueño.
Que hayas perdido lo que un día conseguiste tras muchos años. ¿De qué vale todo lo que hacemos? ¿Por qué hacemos las cosas? Por la única mentira que nosotros mismo nos creemos, con la única esperanza de que nos contesten con la misma moneda.
Pero mi vida cambia demasiado rápido y son muchas más las preguntas que las respuestas que el destino me da. Y la moneda vuelve, en forma de cara o cruz. No sé por quién apostar, me han fallado todas las opciones. Tan solo me queda la opción de mirar hacia delante. Y si algo tengo seguro, es que la única persona que nunca me ha fallado, he sido yo mismo.


jueves, 25 de octubre de 2012

Solo quiero

Sólo quiero perder todo lo que yo tengo para deshacer el pasado, crear un presente que no se olvide y un futuro que no va a ser tan malo si tú estás a mi lado.
Sólo quiero perder todo de mí, para ganar un poco de ti.
Sólo quiero que seas tú, que llores, que rías, que saltes, que me abraces.
Sólo quiero que mañana sea como hoy, que nos superemos día a día.
Solo quiero y solo me encuentro, tan lejos de ti, que te puedo tener dentro de mí en sueños, y que en un segundo, un instante, un momento, una mirada tuya me aleje hacia donde ni yo mismo puedo saber quién soy.


miércoles, 24 de octubre de 2012

Eres mi imposible más lejos

¿Alguna vez habéis sentido que un abrazo, una mirada, o un simple gesto te puede alegrar el día? Supongo que sí. Pues en esa situación estoy yo, que pienso tanto que se me olvida el tema del que estaba pensando cuando he empezado a hacerlo. Ella, es quien mejora las mañanas, alegra las tardes y enriquece con su sonrisa las noches, en mis sueños. Pero aunque no han sido más de diez días a su lado, para mí ha pasado mucho.
Nunca se me olvidará tu olor, tu perfume, tu sonrisa, tus abrazos o las promesas que nos hicimos a ciegas una noche. Me niego a que te vayas, me niego a que desaparezcas por arte de magia, no me resignaré, a que nosotros dos, dos intuiciones perdidas de la mano frente al destino dejen de estar como están.
Prometo que solo lo diré una vez, si lo digo ahora es porque lo necesito, sino lo repito es porque me haría daño a mí mismo.
Tú, ella, ha conseguido resucitar en dos días lo que ya estaba muerto, ha hecho que nos tumbemos en un frío suelo con una nariz de payaso sin parar de reírnos, ha conseguido que me acueste y me levante pensando solamente en ella y por último, ha sido la única que ha dicho lo que tenía que decir, ha sido la única que me ha ayudado sin pedírselo y la única con la que no podría vivir un día sin verla sonreír.
En este punto, puedo ser dos cosas, tonto o romántico; podéis elegir, pero yo siempre me consideraré un tonto romántico que busca a alguien a quién poder hacer protagonista de sus mejores sueños.
No hay más que decir, la vida nos devuelve lo que damos, y no miento si te susurro, que tú eres el imposible que más lejos has estado de mí.


lunes, 22 de octubre de 2012

Como siempre y como nunca

Perdóname por ilusionarme, perdóname por no quererte perder, perdóname por no saber lo que quiero, ni cómo, ni cuándo, pero sí con quién.
El problema soy yo desde hace mucho tiempo, porque quizá me conformo con tan poco que te llego a querer en apenas dos días, un puñado de mensajes y varias mentiras sobre nosotros.
Exacto, ese es el problema, no es que sea yo, el problema es cómo soy cuando tú estás a mi lado.
Y sí, sé que no debo recaer de nuevo en lo que mejor me hace sentir como persona, pero yo soy así; a si que si lo vuelvo a intentar es porque pienso que nunca ha sido un error.
Pero no se queda ahí la cosa, sino que lo peor es que has demostrado muy poco, pero confío en ti como en nadie, y espero no equivocarme, porque si confío en ti, solo espero que lo aproveches haciéndome sentir lo que realmente tú dices que me merezco.


domingo, 21 de octubre de 2012

La nueva

Un universo infinito incumplido que nos prometimos, al margen de la realidad, al margen de todo y de todos. Pero nada es para siempre, y una de las mejores cosas que te puede pasar es que te demuestren lo que sienten hacia ti, sin apenas pedirlo.
Si algo termina, todo comienza; si algo comienza, todo termina.
Ha llegado la hora, el día, el momento de saber superar al pasado y enfrentarse al futuro; la hora de que los demás sean los que se preocupen por ti.
Porque si no eres tú mismo cuando eres feliz, nadie va a estar a tu lado cuando realmente estés mal.

Tú, mi nueva sonrisa, mi nuevo imposible, mi nueva meta. Tú, mi antigua experiencia, mi perfecto sueño, mi amarga realidad.
Quiero que se muera el mundo, quiero vivir a tu lado, quiero que la vida que es una pesadilla, solo signifique otro sueño en el que no te puedo alcanzar.
Quiero tantas cosas, que solo quiero una; tan solo quiero que cualquier día descubras cual fue mi verdadero deseo.


viernes, 19 de octubre de 2012

La última palabra

Quería retroceder, del presente al pasado y después del pasado al futuro.
Querría no derramar más lágrimas por algo que se ha acabado. Querría volver a soñar como lo hice mucho tiempo.
Necesito nada, menos de todo; pero solo pretendo vislumbrar un futuro que no debe repetirse.
Las cosas solo merecen la pena si de ellas quedan buenos y malos momentos, y además, los sentimientos tan solo valen los recuerdos que dejan.
Ha sido poco y mucho, rápido y efímero, tardío y precipitado, según para qué cosas, y apenas te he podido hacer alguno de mis grandes detalles.

Sin saber el qué y cómo escribir
me centraré, tan solo, en vivir.
Sin ti, sin nosotros, sin nadie a mi lado
aunque miento si digo que contigo no he soñado.


sábado, 13 de octubre de 2012

Extraño en tu sueño

Olvídame en tus mejores sueños para que al despertar veas que sigo estando aquí.
Alégrame mis peores pesadillas apareciendo con una sonrisa; enbálsame en tus labios besándome hasta el amanecer. Eres todo, todo mi mundo, todo mi carisma, toda mi sonrisa y toda mi ilusión. Eres nada, todo es nada si tú no estás.
Ahora vuelve a cerrar los ojos, enamórate de un sueño, con pequeñas pesadillas de por medio, con gente que llora y sonríe, que salta y que baila, con gente que sueña con soñar como tú lo haces, a tu lado, que no quiere despertar. Enamórate de quien duerme en tu sueño, de quien ve amanecer contigo, sueña una vida soñada, despierta en medio de la realidad y vuelve a mi lado.
Ya amanece; tú, yo y el sol creamos una especie de ilusión, de la que ninguno quiere abrir los ojos.



jueves, 11 de octubre de 2012

Eres tú

Eres un piano en la oscuridad, el leve toque de la tecla mejor afinada. Eres mi primavera en invierno, eres futuro con pasado, solo eres pasado con futuro; eres el baile para finalizar la noche perfecta, eres tú y eres yo; eres una gota que se una a mí mientras llueve.
Eres la distancia superada, eres una sonrisa personificada, eres lo que no tengo y lo que siempre tendré. Eres de todos y no eres de nadie, eres un rayo en el sonido del piano.
Eres la protagonista de un cuento, eres la princesa del mío; eres lo más importante que tengo, yo solo tengo mi vida. Eres el no rendirse hasta el final, el no aguantar más, eres la lágrima que empapa al rayo, somos dos gotas perdidas en la lluvia.


lunes, 8 de octubre de 2012

Una más, como ya dije.

¿Sabéis esa sensación de que el corazón se acelera? ¿Que luego parece que se relaja, pero se vuelve a acelerar? Yo sí, la he sentido demasiadas veces, y hasta cierto punto es bueno, cuando la que relaja el corazón es ella; pero cuando no es así, es lo peor que te puede pasar. Muerto el perro, se acabó la rabia, cortando la cuerda, se quita el nudo, pero no, yo voy más allá y estoy dispuesto a luchar por lo que ha durado más que nada, por lo que antes de empezar, yo ya sabía, por el único motivo de que no me puedan decir que me he rendido.
Pero te necesito a ti, porque son demasiados recuerdos para tan poco presente, porque son demasiados besos para dejarlo pasar, porque son demasiadas pérdidas para no ganarte hasta la última noche.
¿Qué hay más bonito que un beso, entre nosotros; un abrazo, entre nosotros; una llamada discutiendo quién quiere más a otro, pero entre nosotros; una pintada en el brazo y otra en el corazón, pero tienes que ser nuestra...? ¿Qué hay más bonito que eso?
Yo lo tengo claro, son tus ojos, y mirando a través de ellos, lo que yo llego a sentir cuando en tu pupila veo las mías.


sábado, 6 de octubre de 2012

Las últimas palabras para empezar a perder

Eterno, tan eterno como el esfuerzo de muchos días, tan largo como muchas horas, tan efímero como una semana. ¿Rendirse? Ni eso merece la pena, hay que seguir, ahora más que nunca, hasta lograr perder con orgullo, perder disfrutando, perder jugando, perder ganando...
Por que yo, solo he hecho eso en esta vida, perder, ganar... pero no rendirme. He ganado desilusiones y perdido metas, he perdido el camino, pero he ganado el final. Tú, yo, nosotros, somos algo más que dos personas, somos un grupo, como siempre, uno en cada posición, haciendo grande lo que no se ve, haciendo inmenso lo que sentimos, haciendo gigante la felicidad que notamos al conseguir dar un paso más.
Hacia delante, sin final, sin camino, solo con metas, solo con compañeros, solo con apoyos...

Eso fue así, un día del pasado lejano y soleado que nos hacía soñar con un futuro próspero, pero aquí me ves, viviendo ese futuro que se las daba de perfecto, y solo siento que he y hemos desperdiciado lo que tras muchos gritos, discusiones, gotas de sudor y sacrificio un día logramos.

Pero ya hemos pasado esa faceta, ahora ha llegado la hora, mi hora, nuestra hora; la de callar a los que tenemos delante, la de no perder sin jugar, la de no ganar sin perder. Un día dije hasta el final, y aquí me veis  descargando la ira que me produce ver tan lejos, lo que un día fue un sueño.

Un último mensaje, para todos, para nadie, si se sigue, que sea con la cabeza alta, la mirada al frente y el futuro por delante.

Por que si yo sé hacer una cosa, es perder ganando; y espero que vosotros lleguéis a tener esa sensación, algún día de estos, en algún lugar perdido, en la situación que jamás te imaginarías.


miércoles, 3 de octubre de 2012

Una clase de filosofía

Siempre que empiezo a escribir algo, apareces tú; como ahora mismo. Me pregunto qué es lo que habrás hecho para que mi última palabra siempre esté dirigida a ti.
Empiezo con algo nuevo, una idea que nunca había tenido, pero acabo hablando de lo mismo de siempre...
Te quiero tanto que te dejo guiar mis pensamientos, palabras, sentimientos e incluso, ilusiones.
Te quiero tanto que prefiero perderte yo, a que me pierdas tú; tanto que para mí un ''te quiero'' se ha convertido en un pronombre, ya que jamás podrá definir lo que he sentido y siento por ti.
Solo quiero escribir mis ideas, mis reflexiones; mi vida, pero ya me he acostumbrado a que tú estés en ella, y eso no lo voy a cambiar yo.
Vete, sal de mi pensamiento, olvida mis palabras y recuerda lo mucho que te quiero.


lunes, 1 de octubre de 2012

Albert Camus

Albert Camus (Mondovi, Argelia, 7 de noviembre de 1913 - Villeblevin, Francia, 4 de enero de 1960) fue un novelista,ensayista, dramaturgo, filósofo y periodista francés nacido en Argelia.
En su variada obra desarrolló un humanismo fundado en la conciencia del absurdo de la condición humana. En 1957, a la edad de 44 años, se le concedió el Premio Nobel de Literatura por «el conjunto de una obra que pone de relieve los problemas que se plantean en la conciencia de los hombres de hoy».




"Adquirimos la costumbre de vivir antes que la de pensar."
"Cualquier hombre, a la vuelta de cualquier esquina, puede experimentar la sensación del absurdo, porque todo es absurdo."
"De los resistentes es la última palabra."
"El deber es lo que esperas de los demás."

sábado, 29 de septiembre de 2012

Latidos en segundos

Un latido, dos, tres... tan rápidos como los segundos, tan lentos como la vida.
Mírame a los ojos y dime que me quieres, le dije un día al destino; ahora me encuentro en el presente de lo que un día fue futuro y no me arrepiento de nada. Dije sí a todo y no a nada, me arriesgué a sentir en primera persona lo que era estar a tu lado, y he ganado, todos los días, y a través de ellos me has demostrado que sin ti ya no soy nada.
Porque no es el calor que das, sino el frío que dejas cuando te vas; porque no son los besos que me das, sino todos los besos que me arrepiento de no haberte dado al final del día.
Y así es la vida, mi vida a tu lado, en la que tú quieres un mundo en el que vivir, y yo quiero vivir en tu mundo.


No cuentes los días y haz que los días cuenten
(Muhammad Ali) 


miércoles, 26 de septiembre de 2012

Maldición de pasado

Tú gritas para no oírme, yo suspiro para besarte; tú ganas para que pierda, yo juego para que ganes, tú luchas por conseguir algo, yo solo quiero conseguir algo por lo que luchar.
Tú duermes para soñar, yo sueño con dormir contigo, tú amas el mundo, yo quiero un mundo al que amar, tú olvidas el pasado y yo recuerdo el futuro; tú quieres no molestar, yo quiero que siempre me molestes; tú pretendes engañar al tiempo, a mí el tiempo siempre me engaña.
Por eso no te voy a perder; ni perder ni ganar, nunca, pero si una cosa tengo clara es que siempre me vas a tener.


martes, 25 de septiembre de 2012

16.

Atrapado en tu mirada
con un latido en cada calada
iban pasando las horas
cuando estábamos a solas.

De noche creo que las estrellas
no son demasiado bellas
comparadas con tus labios;
contigo un beso es un cambio
de tu sonrisa iluminada
que me vuelva a atrapar en tu mirada.

Tarde escribo esto
y si quieres apuesto que todo eso,
empieza con un abrazo,
y acaba con un beso.

Solo si se deja, será alcanzado
para que sea demostrado
que a lo que siento,
yo me arrodillo,
porque siempre seré tu pececillo.


domingo, 23 de septiembre de 2012

Francis Bacon


Francis Bacon fue un célebre filósofo, político y escritor inglés. Su reputación filosófica ha variado radicalmente según los diversos criterios con los que le han juzgado. Los ingleses dicen que ha sido el regenerador de los estudios filosóficos. Los enciclopedistas vieron en él al genio poderoso emancipador de la humanidad. Se ha dicho por sus apologistas que fue uno de los promovedores del libre pensamiento y hasta del materialismo y del ateísmo. Los católicos, por el contrario, sostienen que fue un espíritu confuso. Los pensadores que huyen de estas opiniones extremas entienden que fue, con Galileo y otros, uno de los que presintieron y desarrollaron los métodos principales que han dado a la ciencia moderna una larga serie de descubrimientos.
El tiempo es dinero
El respeto de sí mismo es, después de la religión, el principal freno de los vicios.
La amistad duplica las alegrías y divide las angustias por la mitad.
La venganza es una especie de justicia salvaje.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Rarezas y normalidades

Seré raro, pero ¿Qué es ser raro? Ser diferente quizás, o salirte de la normalidad...
Pero si no ser normal es mejor que serlo, ¿Qué sucede entonces? Pocos valientes se han atrevido a demostrar su distanciamiento con la sociedad que les ha tocado vivir a si que, ser diferente a la normalidad te convierte en alguien especial.
Además, todos queremos ser especiales para algo o para alguien; pero de nuevo eso entra dentro de la normalidad. La sociedad y las modas mandan, supongo...
Aún así, ser igual a todos ya está muy visto, tan demasiado visto que nadie quiere parecerse a alguien, que se cree que es único y diferente y no se da cuenta de que haciendo y pensando eso, ya es uno más.
Mi meta no es ser uno más, sino uno menos.
Uno menos que quitarse del medio en los malos tiempos, uno menos que no te entienda, uno menos que no te consuele, uno menos que no sepa escuchar, uno menos que no esté en tus peores momentos, uno menos que no esté cuando lo necesites.





jueves, 13 de septiembre de 2012

Aristóteles

Aristóteles  (384 a. C. – 322 a. C.) fue un filósofológico y científico de la Antigua Grecia cuyas ideas han ejercido una enorme influencia sobre la historia intelectual de Occidente por más de dos milenios.
Aristóteles escribió cerca de 200 tratados (de los cuales sólo nos han llegado 31) sobre una enorme variedad de temas.
Aristóteles fue discípulo de Platón y de otros pensadores (como Eudoxo) durante los veinte años que estuvo en la Academia de Atenas, luego fue maestro de Alejandro Magno en el Reino de Macedonia, y finalmente fundó el Liceo en Atenas, donde enseñó hasta un año antes de su muerte.



El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona.
El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice.
La esperanza es el sueño del hombre despierto.
La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Al contrario

Me dices que me necesitas cuando no te acuerdas de mí, me besas cuando no sabes lo que yo siento cada vez que lo haces, me dices cosas tan bonitas que si pasaran de verdad te echarías atrás, ganas el juego de la ilusión al verme que siempre me tiene detrás, te pierdes en la lluvia mientras te quejas de que te estás mojando; maldices al tiempo cuando eres tú la que elige la duración; te quejas de que te pregunto cuando eres tú, de nuevo, la que empiezas a hablar, amas la oscuridad pero te aterra quedarte sin luz, comienzas lo que terminará, terminas lo que no has empezado tú sola, agradeces el quererte y no te das cuenta de que la mejor manera de corresponder es hacer lo mismo; me dices te quiero cuando no es a mí a quien quieres, me mientes siempre me dices que eres sincera...
...por eso temo un final así, cuando dices que solo me amas a mí.


sábado, 8 de septiembre de 2012

Especial I ANIVERSARIO



Bueno, queridos lectores, hoy cumplimos un año!!!!
Un año largo, con cosas buenas y cosas malas; con escritos para leer todos los días... Un año repleto de locuras, un año entero en el que hemos logrado 27900 visitas!
 A si que ahora haré una recopilación de las entradas más leídas, los resultados de las encuestas o de mis entradas favoritas; así también recordaremos viejos momentos y viejos escritos que ya casi todos hemos olvidado.

Las entradas más vistas son:
1- No me conoces con 340 visitas
2- Siempre con 189 visitas
3- Reflexiones #1 con 88 visitas

Mis entradas favoritas son:
1- Carta para un lector indeciso
2- Ensayo sobre el infinito

Los resultados de las encuestas son:
¿Con qué frecuencia leéis el blog?
Todos los días: 12
Siempre que hay algo nuevo: 16
Cuándo me avisan: 16
Más de una vez a la semana: 4
Menos de una vez a la semana: 7
TOTAL: 53

¿Os gustan o os sentís identificados con estas frases?
Sí, siempre: 58
Sí, casi todas: 87
No, casi ninguna: 14
Ninguna: 17
TOTAL: 163

¿Qué preferís? que escriba relatos más o menos largos o frases sueltas ¿?
Relatos largos: 18
Relatos cortos:  22
Frases sueltas: 49
De todo: 59
TOTAL: 148

¿Cómo habéis conocido este blog?
Mirando, por casualidad: 44
Por un amigo: 17
Le sigo desde que se creó: 19
Por enlaces que me pasan: 30
TOTAL: 110

¡¡¡Y ahora, todo lo que haremos nuevo en el blog!!!

Crearé una etiqueta que será Filósofos, en ella podréis encontrar información de los más grandes y mejores filósofos y pensadores de toda la historia, así que cada domingo intentaré poner una pequeña biografía y algunas citas célebres de ese filósofo que os quiero enseñar.

También en esta semana cambiaré toda la música que podéis encontrar en el reproductor debajo de la pantalla, para que vayáis sabiendo mis gustos.

A partir de ahora cambiaré las preguntas de las encuestas, que podéis ver ya en la parte derecha y si votáis os lo agradecería.

Pues ya está, no os voy a escribir nada más, solo daros las gracias a los que siempre estuvisteis, a los que dejasteis vuestra opinión en un comentario en las entradas que más os gustaban o aquellos que me han ayudado a no dejar de escribir, y especialmente a todos los que me han inspirado a escribir cada uno de estas entradas, gracias.


Y recordad las formas que tenéis de seguirme y de contactar conmigo, además de poder comentar en el blog. Ask, para preguntar lo que queráis y Perfil de twitter para seguir todas las novedades.




viernes, 7 de septiembre de 2012

Perdóname por nada

Esperaré sentado tu beso, el beso que me arrastre a tener que decir lo que pienso, lo que pienso que es la verdad. Esperaré sentado a que te pongas a mi lado para ver, que no sentir, lo mismo que yo veo. Esperaré viendo lo que tengo en frente que las cosas vuelvan a ser como antes, sin hacer nada, porque ya me he cansado.
Es precioso que te mientan diciendo que lo bueno nunca va a cambiar a su lado, es bonito que te digan que todo va a salir bien; pero al realidad me odia, y yo solo estoy hecho para amar.
Perdóname si algún día no te demostré lo que te dije, perdóname si alguna vez no te di un abrazo cuando lo necesitaste, perdóname si no te escuché en algún momento, perdóname todas las sonrisas que jamás te provoqué... porque tú bien sabes que yo a ti no te debo nada, porque tú sabes que no me tienes que perdonar por nada.


miércoles, 5 de septiembre de 2012

Ensayo sobre la vida

Yo he visto muchos lugares, lugares tan insólitos que no he vuelto a ver. He perdido la memoria y la he recuperado cada vez que volvía a pisar los mismos sitios. He ganado la sabiduría imprescindible para saber un poco más que aquellas personas que no han estado en las mismas situaciones que yo. He terminado cosas que ni si quiera habían empezado y he empezado algunas que jamás se terminarán. He podido empaparme de todo lo que me rodea y aún así echaba de menos mi rutina.
Pero esa no es mi historia.
Ahora me veo alejado de lo que había conseguido hacer habitualmente. Aún así, la vida siempre te da oportunidades; oportunidades para sentarte a pensar qué es lo que le sobra de ti al mundo, oportunidades para sentir algo nuevo y soñar con que ese algo, se convierta en tu nueva rutina, oportunidades para saber qué forma y qué sentido tiene todo aquello que nos rodea.
Yo he comprendido que todos valemos lo que nos aprecian los demás y he podido saber que jamás pasa el mismo agua por el mismo río. He tocado con mis manos el sol y la luna, he disfrutado tanto yo solo que difícilmente se supere con la compañía de alguien. Yo he querido y no he podido, yo he asombrado a la luz e iluminado a la oscuridad, yo he remontado etapas que me habían dejado en el último lugar.
Pero ahora esa no es mi historia.
Solo estoy, tan solo que puedo ver anochecer sin que nadie me moleste. Estoy cansado, cansado de nada; estoy cansado de estar en todos los lugares pero en ninguno, estoy agotado de saber todo y de no saber nada. He querido desorientar a mi pesado pensamiento, pero ya sabía que él era más fuerte que yo. ¿Hacia dónde va esto? Me pregunto cada letra que escribo, ¿Qué es esto? Me pregunto todos los días de mi vida. La verdad, no lo sé, quizá un intento de biografía u otra locura más, quizá letras sin sentido que me emocionen con el paso de los años u otra locura más, a lo mejor es una carta para alguien tan lejano que no he podido abrazar nunca, u otra locura más.
Y aquí me podéis ver, sin saber qué es mi historia; sin duda la vida está para vivir y no para escribirla. Todos tenemos la oportunidad de ser algo para el mundo; pero ¿Qué eres tú? Solo el valor que te dan las personas que realmente te conocen.
Mi vida tan solo es una historia con narrador en primera persona, tachones, borrones y finales inacabados. Pero mi historia, la historia, es lo que vivimos día a día.



Porque sí, la vida es la mejor biografía que uno puede vivir.

martes, 4 de septiembre de 2012

Otro más

Bajan las nubes y yo subo al cielo. Estoy alto, veo todo, no siento nada. Y a la duda de volver para sufrir, aquí me veis, pensado de nuevo en qué es lo mejor. Encontré un atajo, hacerme el fuerte, no sirvió de nada, vislumbré otro, el hacer que mis ojos no lloraban y tampoco funcionó. Pero si estaba tan seguro de volver a bajar a la tierra, por qué intentaba llegar lo antes posible¿? No lo sé, estaba demasiado ocupado volando por los tejados. Al fin la vi, estaba como siempre, preciosa, mi marcha no la había hecho cambiar ni lo más mínimo. Las dudas me asaltaban desde las copas de los árboles pero allí estaba yo, firme en la fina curva del tejado más alto, observándola sonreír, sin mí, pero yo tenía algo mejor, yo tenía la luna.
Siempre que os sintáis solos, mirad hacia la luna, que yo también la estaré mirando.




lunes, 3 de septiembre de 2012

Será igual que ayer

Miro al cielo, quiero que él llore conmigo y que te empapen nuestras lágrimas.
Quiero que él me de la respuesta a este infortunio de tiempo. Que llueva, tan fuerte que truene, tan fuerte que un rayo ilumine lo que parece que ha oscurecido sin motivo. Llora conmigo, golpea como lo hago yo, borra las nubes del sol, enciende la luna e inaugura la noche.
Tiembla y grita, agota y desordena; sonríe y quema tus penas en mi corazón.
Así es, un amor, un cielo, un rayo y otro trueno que altera lo que he sentido.