lunes, 11 de junio de 2012

Desmontando el pasado

Ahora, es cuando me doy cuenta de todo lo que me he perdido.
No me quiero excusar, para nada, pero ese sufrimiento no era el mío y no quería que se convirtiera en el tuyo...
La vida es así, nos enseña cosas cuando ya no se pueden arreglar.
Aún veo tu mirada, aún noto tu sonrisa y aún recuerdo nuestros besos.
De todas formas no me arrepiento de nada, pues estoy aprovechando la valiosa oportunidad de seguirte queriendo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario