martes, 21 de agosto de 2012

Quiero perderme y que me encuentre tu mirada

Veía que todo se acababa, que no había solución y que yo, no podía hacer nada para impedirlo.
Lo he llegado a ver tan negro, que he llegado a no ver nada, solo dos pequeñas gotas saladas caer de mis ojos, y cerrarlos tan fuerte hasta que me hicieran daño. No existe cosa que más rabia me dé, pero sabemos que la vida es así y algún día podremos elegir por nosotros mismos y así equivocarnos para aprender.
Pero esto no puede seguir así, una tras otra, tú, yo, nosotros necesitamos tener un consuelo al llegar a casa, y eso, ahora mismo no es así. 
Yo lo siento por no poder hacer nada más, pero si tú te vas se me acaba el mundo. No sabría cómo reaccionar si no puedo volver a tener tus besos, si no vuelvo a tenerte entre mis brazos y si no vienes y me dices al oído que te hago feliz.
Sí, ya veo que no sonríes, porque no puedes pero te aseguro, te prometo, te juro; que llegará ese momento en el que tú misma te sientas libre y en el que puedas pensar que nada ni nadie te va a borrar tu sonrisa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario