martes, 30 de octubre de 2012

Lo sueños sin ti son pesadillas

Ya no sé que escribir, ni menos aún que escribirte. Me gustaría escribir lo que pienso, lo que siento e ir aún más lejos, escribir lo que creo que sientes, lo que creo que piensas acerca de mí. Pero ahora mismo eso es tan imposible como que no sonrías un día. Me tengo que resignar a lo que tú me des, lo que tú me digas, o hagas...
Supongo que la vida te acostumbra a estas situaciones, y como tengo casi 16 años aún no estoy acostumbrado a nada.
Me revienta que preguntes que qué me pasa y no poder responder tú, me revienta el verte y no poder actuar como a mí me gustaría...
Pero quiero que sepas que detrás de todo lo que aparento, todo lo que tú crees, detrás incluso de lo que escribo se encuentra algo que no voy a saber expresar hasta que sepa realmente lo que siento.
Espero que la vida sea como unas zapatillas desgastadas, que la suela se acomode a ti, y no tú a ella.


domingo, 28 de octubre de 2012

La mente en blanco

Llego a casa y siento el frío de la soledad. Esta noche no quiero soñar, solo quiero dejar la mente en blanco y que corran las horas por mi imaginación. Se me nubla la noche a cada paso, y en la vida, cuando adelanto un poco, retrocedo más de lo que aprendo. Ante esta situación lo mejor será quedarse parado. Esperar a que la solución caiga del cielo como las lágrimas brotan de mis ojos. ¿Qué pasó con el chico sin normas? ¿Con el chico rebelde que nada ni nadie le iba a parar? Ya no está, se ha ido de mí. No le buscaré ningún segundo más. Pero haré un alegato al destino, si existe.
Quiero deshacer el tiempo y volver atrás, y olvidarte; quiero pudrirme en tus ojos y no saber escapar de ellos; quiero saber qué es lo que merezco para saber elegir a las personas; quiero dar sonrisas y bostezos; quiero dormir y tan solo despertarme si es a tu lado.


viernes, 26 de octubre de 2012

Yo mismo

Sentir que el mundo se cae y tú con él. Que no puedes cambiar las cosas ni si quiera en un sueño.
Que hayas perdido lo que un día conseguiste tras muchos años. ¿De qué vale todo lo que hacemos? ¿Por qué hacemos las cosas? Por la única mentira que nosotros mismo nos creemos, con la única esperanza de que nos contesten con la misma moneda.
Pero mi vida cambia demasiado rápido y son muchas más las preguntas que las respuestas que el destino me da. Y la moneda vuelve, en forma de cara o cruz. No sé por quién apostar, me han fallado todas las opciones. Tan solo me queda la opción de mirar hacia delante. Y si algo tengo seguro, es que la única persona que nunca me ha fallado, he sido yo mismo.


jueves, 25 de octubre de 2012

Solo quiero

Sólo quiero perder todo lo que yo tengo para deshacer el pasado, crear un presente que no se olvide y un futuro que no va a ser tan malo si tú estás a mi lado.
Sólo quiero perder todo de mí, para ganar un poco de ti.
Sólo quiero que seas tú, que llores, que rías, que saltes, que me abraces.
Sólo quiero que mañana sea como hoy, que nos superemos día a día.
Solo quiero y solo me encuentro, tan lejos de ti, que te puedo tener dentro de mí en sueños, y que en un segundo, un instante, un momento, una mirada tuya me aleje hacia donde ni yo mismo puedo saber quién soy.


miércoles, 24 de octubre de 2012

Eres mi imposible más lejos

¿Alguna vez habéis sentido que un abrazo, una mirada, o un simple gesto te puede alegrar el día? Supongo que sí. Pues en esa situación estoy yo, que pienso tanto que se me olvida el tema del que estaba pensando cuando he empezado a hacerlo. Ella, es quien mejora las mañanas, alegra las tardes y enriquece con su sonrisa las noches, en mis sueños. Pero aunque no han sido más de diez días a su lado, para mí ha pasado mucho.
Nunca se me olvidará tu olor, tu perfume, tu sonrisa, tus abrazos o las promesas que nos hicimos a ciegas una noche. Me niego a que te vayas, me niego a que desaparezcas por arte de magia, no me resignaré, a que nosotros dos, dos intuiciones perdidas de la mano frente al destino dejen de estar como están.
Prometo que solo lo diré una vez, si lo digo ahora es porque lo necesito, sino lo repito es porque me haría daño a mí mismo.
Tú, ella, ha conseguido resucitar en dos días lo que ya estaba muerto, ha hecho que nos tumbemos en un frío suelo con una nariz de payaso sin parar de reírnos, ha conseguido que me acueste y me levante pensando solamente en ella y por último, ha sido la única que ha dicho lo que tenía que decir, ha sido la única que me ha ayudado sin pedírselo y la única con la que no podría vivir un día sin verla sonreír.
En este punto, puedo ser dos cosas, tonto o romántico; podéis elegir, pero yo siempre me consideraré un tonto romántico que busca a alguien a quién poder hacer protagonista de sus mejores sueños.
No hay más que decir, la vida nos devuelve lo que damos, y no miento si te susurro, que tú eres el imposible que más lejos has estado de mí.


lunes, 22 de octubre de 2012

Como siempre y como nunca

Perdóname por ilusionarme, perdóname por no quererte perder, perdóname por no saber lo que quiero, ni cómo, ni cuándo, pero sí con quién.
El problema soy yo desde hace mucho tiempo, porque quizá me conformo con tan poco que te llego a querer en apenas dos días, un puñado de mensajes y varias mentiras sobre nosotros.
Exacto, ese es el problema, no es que sea yo, el problema es cómo soy cuando tú estás a mi lado.
Y sí, sé que no debo recaer de nuevo en lo que mejor me hace sentir como persona, pero yo soy así; a si que si lo vuelvo a intentar es porque pienso que nunca ha sido un error.
Pero no se queda ahí la cosa, sino que lo peor es que has demostrado muy poco, pero confío en ti como en nadie, y espero no equivocarme, porque si confío en ti, solo espero que lo aproveches haciéndome sentir lo que realmente tú dices que me merezco.


domingo, 21 de octubre de 2012

La nueva

Un universo infinito incumplido que nos prometimos, al margen de la realidad, al margen de todo y de todos. Pero nada es para siempre, y una de las mejores cosas que te puede pasar es que te demuestren lo que sienten hacia ti, sin apenas pedirlo.
Si algo termina, todo comienza; si algo comienza, todo termina.
Ha llegado la hora, el día, el momento de saber superar al pasado y enfrentarse al futuro; la hora de que los demás sean los que se preocupen por ti.
Porque si no eres tú mismo cuando eres feliz, nadie va a estar a tu lado cuando realmente estés mal.

Tú, mi nueva sonrisa, mi nuevo imposible, mi nueva meta. Tú, mi antigua experiencia, mi perfecto sueño, mi amarga realidad.
Quiero que se muera el mundo, quiero vivir a tu lado, quiero que la vida que es una pesadilla, solo signifique otro sueño en el que no te puedo alcanzar.
Quiero tantas cosas, que solo quiero una; tan solo quiero que cualquier día descubras cual fue mi verdadero deseo.


viernes, 19 de octubre de 2012

La última palabra

Quería retroceder, del presente al pasado y después del pasado al futuro.
Querría no derramar más lágrimas por algo que se ha acabado. Querría volver a soñar como lo hice mucho tiempo.
Necesito nada, menos de todo; pero solo pretendo vislumbrar un futuro que no debe repetirse.
Las cosas solo merecen la pena si de ellas quedan buenos y malos momentos, y además, los sentimientos tan solo valen los recuerdos que dejan.
Ha sido poco y mucho, rápido y efímero, tardío y precipitado, según para qué cosas, y apenas te he podido hacer alguno de mis grandes detalles.

Sin saber el qué y cómo escribir
me centraré, tan solo, en vivir.
Sin ti, sin nosotros, sin nadie a mi lado
aunque miento si digo que contigo no he soñado.


sábado, 13 de octubre de 2012

Extraño en tu sueño

Olvídame en tus mejores sueños para que al despertar veas que sigo estando aquí.
Alégrame mis peores pesadillas apareciendo con una sonrisa; enbálsame en tus labios besándome hasta el amanecer. Eres todo, todo mi mundo, todo mi carisma, toda mi sonrisa y toda mi ilusión. Eres nada, todo es nada si tú no estás.
Ahora vuelve a cerrar los ojos, enamórate de un sueño, con pequeñas pesadillas de por medio, con gente que llora y sonríe, que salta y que baila, con gente que sueña con soñar como tú lo haces, a tu lado, que no quiere despertar. Enamórate de quien duerme en tu sueño, de quien ve amanecer contigo, sueña una vida soñada, despierta en medio de la realidad y vuelve a mi lado.
Ya amanece; tú, yo y el sol creamos una especie de ilusión, de la que ninguno quiere abrir los ojos.



jueves, 11 de octubre de 2012

Eres tú

Eres un piano en la oscuridad, el leve toque de la tecla mejor afinada. Eres mi primavera en invierno, eres futuro con pasado, solo eres pasado con futuro; eres el baile para finalizar la noche perfecta, eres tú y eres yo; eres una gota que se una a mí mientras llueve.
Eres la distancia superada, eres una sonrisa personificada, eres lo que no tengo y lo que siempre tendré. Eres de todos y no eres de nadie, eres un rayo en el sonido del piano.
Eres la protagonista de un cuento, eres la princesa del mío; eres lo más importante que tengo, yo solo tengo mi vida. Eres el no rendirse hasta el final, el no aguantar más, eres la lágrima que empapa al rayo, somos dos gotas perdidas en la lluvia.


lunes, 8 de octubre de 2012

Una más, como ya dije.

¿Sabéis esa sensación de que el corazón se acelera? ¿Que luego parece que se relaja, pero se vuelve a acelerar? Yo sí, la he sentido demasiadas veces, y hasta cierto punto es bueno, cuando la que relaja el corazón es ella; pero cuando no es así, es lo peor que te puede pasar. Muerto el perro, se acabó la rabia, cortando la cuerda, se quita el nudo, pero no, yo voy más allá y estoy dispuesto a luchar por lo que ha durado más que nada, por lo que antes de empezar, yo ya sabía, por el único motivo de que no me puedan decir que me he rendido.
Pero te necesito a ti, porque son demasiados recuerdos para tan poco presente, porque son demasiados besos para dejarlo pasar, porque son demasiadas pérdidas para no ganarte hasta la última noche.
¿Qué hay más bonito que un beso, entre nosotros; un abrazo, entre nosotros; una llamada discutiendo quién quiere más a otro, pero entre nosotros; una pintada en el brazo y otra en el corazón, pero tienes que ser nuestra...? ¿Qué hay más bonito que eso?
Yo lo tengo claro, son tus ojos, y mirando a través de ellos, lo que yo llego a sentir cuando en tu pupila veo las mías.


sábado, 6 de octubre de 2012

Las últimas palabras para empezar a perder

Eterno, tan eterno como el esfuerzo de muchos días, tan largo como muchas horas, tan efímero como una semana. ¿Rendirse? Ni eso merece la pena, hay que seguir, ahora más que nunca, hasta lograr perder con orgullo, perder disfrutando, perder jugando, perder ganando...
Por que yo, solo he hecho eso en esta vida, perder, ganar... pero no rendirme. He ganado desilusiones y perdido metas, he perdido el camino, pero he ganado el final. Tú, yo, nosotros, somos algo más que dos personas, somos un grupo, como siempre, uno en cada posición, haciendo grande lo que no se ve, haciendo inmenso lo que sentimos, haciendo gigante la felicidad que notamos al conseguir dar un paso más.
Hacia delante, sin final, sin camino, solo con metas, solo con compañeros, solo con apoyos...

Eso fue así, un día del pasado lejano y soleado que nos hacía soñar con un futuro próspero, pero aquí me ves, viviendo ese futuro que se las daba de perfecto, y solo siento que he y hemos desperdiciado lo que tras muchos gritos, discusiones, gotas de sudor y sacrificio un día logramos.

Pero ya hemos pasado esa faceta, ahora ha llegado la hora, mi hora, nuestra hora; la de callar a los que tenemos delante, la de no perder sin jugar, la de no ganar sin perder. Un día dije hasta el final, y aquí me veis  descargando la ira que me produce ver tan lejos, lo que un día fue un sueño.

Un último mensaje, para todos, para nadie, si se sigue, que sea con la cabeza alta, la mirada al frente y el futuro por delante.

Por que si yo sé hacer una cosa, es perder ganando; y espero que vosotros lleguéis a tener esa sensación, algún día de estos, en algún lugar perdido, en la situación que jamás te imaginarías.


miércoles, 3 de octubre de 2012

Una clase de filosofía

Siempre que empiezo a escribir algo, apareces tú; como ahora mismo. Me pregunto qué es lo que habrás hecho para que mi última palabra siempre esté dirigida a ti.
Empiezo con algo nuevo, una idea que nunca había tenido, pero acabo hablando de lo mismo de siempre...
Te quiero tanto que te dejo guiar mis pensamientos, palabras, sentimientos e incluso, ilusiones.
Te quiero tanto que prefiero perderte yo, a que me pierdas tú; tanto que para mí un ''te quiero'' se ha convertido en un pronombre, ya que jamás podrá definir lo que he sentido y siento por ti.
Solo quiero escribir mis ideas, mis reflexiones; mi vida, pero ya me he acostumbrado a que tú estés en ella, y eso no lo voy a cambiar yo.
Vete, sal de mi pensamiento, olvida mis palabras y recuerda lo mucho que te quiero.


lunes, 1 de octubre de 2012

Albert Camus

Albert Camus (Mondovi, Argelia, 7 de noviembre de 1913 - Villeblevin, Francia, 4 de enero de 1960) fue un novelista,ensayista, dramaturgo, filósofo y periodista francés nacido en Argelia.
En su variada obra desarrolló un humanismo fundado en la conciencia del absurdo de la condición humana. En 1957, a la edad de 44 años, se le concedió el Premio Nobel de Literatura por «el conjunto de una obra que pone de relieve los problemas que se plantean en la conciencia de los hombres de hoy».




"Adquirimos la costumbre de vivir antes que la de pensar."
"Cualquier hombre, a la vuelta de cualquier esquina, puede experimentar la sensación del absurdo, porque todo es absurdo."
"De los resistentes es la última palabra."
"El deber es lo que esperas de los demás."