domingo, 27 de abril de 2014

Hace frío

Hoy, por la mañana,
no he escrito nada.
No hay musas,
basura.

Llevo diez minutos
tachando tu nombre
en mi cabeza,
en mi calavera.

El viento no se ve
pero mueve las cosas
y hace frío,
quizá sea tu mirada.

Vivir, 
sufrir,
morir.

Nacer, 
crecer,
perecer.

Observar,
besar, 
matar.

No muero en ti cada vez que te tengo
porque no sabría resucitar en tus labios
cada vez que tu mirada me roza
siempre que no la dejo.



sábado, 19 de abril de 2014

¿Acaso?

¿Acaso no es la derrota
la victoria del perdedor?
¿Acaso no es la noche
el principio de un día?
¿Acaso es la fuerza
la que tiene razón?
¿Acaso es el destino
el que decide por ti?
¿Acaso son las sombras
las que te iluminan?
¿Acaso sirven los besos
en tu espalda?
¿Acaso dejas vivir
la mentira dentro de ti?
¿Acaso revives la ilusión
cuando no abres los ojos?
¿Acaso terminas todo
sin haber empezado nada?
¿Acaso soy yo
el que escribe por ti?

Perros jugando al póquer; de Cassius Marcellus Coolidge.

lunes, 7 de abril de 2014

Esto no es un libro

Esto no es lo que parece
porque nunca lo es
¿Qué es esto?

Esto es una vida que se hace realidad,
que no escucha la lluvia cuando me moja,
que no oye los truenos cuando me despiertan.

Esto no es solo lo que parece
sino todo lo que se esconde en las palabras
que este papel nunca verá grabadas.

La virtud está muy lejos,
el termino medio ya no existe,
la verdad por encima de todo.

Las letras bailan al son de un himno
que no tiene bandera, ni patria,
que nacen en mi mano y mueren en tu boca,
como ahora.

Y así otra tras otra
nacen mueren nacen mueren
aunque algunas, como tu nombre,
nunca mueren.

Bodegón con Libro, Vela y Rosa; de Antonio Guzmán Capel