domingo, 24 de mayo de 2015

Katrina

«La poesía es extrañamiento.»

Cristian Piné


Una semana y dos días después del equinoccio de primavera, Tirso de Molina, 13:12 de la mañana, Domingo de Ramos, Vida de (Rastr[o)jos].

Dónde se habrá comprado ese jersey ancho.
Quizá le guste madrugar.
A lo mejor tiene algún tatuaje escondido.
Qué marca de tabaco fumará.
A qué países habrá viajado.
Dónde se habrá dado su primer beso.
Qué le gustará, el café solo o acompañado.
Cuál será su color favorito.
Qué número de tacón usará.
A lo mejor le gusta la misma música que a mí.
Quizá le guste la primavera.
Qué libro se está leyendo.
(Porque estoy seguro de que se droga.)
Cómo le gustará pintarse la raya de los ojos.
Cuántas esquinas y manos vacías guardarán su alma.
Creo que le gusta cruzarse de piernas.
Dónde se habrá hecho el piercing de la nariz.
Con un poco de suerte le gustará la poesía.
Con un poco de suerte le gustará esta poesía.
Dónde se perdió por última vez.
Cuántos años le gustará decir que tiene.
Por qué lleva los labios de rojo.
Qué opinará sobre el neoliberalismo.
A lo mejor estudia lo que le gusta.
Por qué mira al sol y no le duelen los ojos.
De qué país sin fronteras será.
Con cuántos idiomas sabrá decir 'te quiero'.
Por qué ha elegido el negro para sus piernas.
Cuál será la última canción que escuchó mientras se fumaba un porro.
De dónde vendrá.
Por qué está aquí.
Dónde habrá aprendido a moverse así.
En qué parada de metro se bajará para ir a no dormir.

Y joder, Katrina, a dónde te estarás yendo ahora mismo...

El día después, de Edvard Munch.

domingo, 17 de mayo de 2015

Ojalá que conmigo

Hacemos de la mirada nuestra vida
e intentamos que en invierno
florezca el corazón que nos robaron en primavera.

Te quiero desnuda en mi papel
desnuda en mi lienzo guiando mi pincel
desnuda te quiero quemando al sol.

Y bailamos y los camiones de bomberos arden
para alumbrarnos el camino de vuelta
en el que nunca,
¿escuchas?
¡Nunca! me acompañas.

Y que si algún día te cansas de la vida
ven a hablar con mi colchón,
quizá aprendas algo de ti que solo sé yo.

Buscamos hacer con la mirada
un otoño sin frío y contigo
y contigo es donde ni el frío ni el calor queman,
pero sí arden.

Y te sigo queriendo desnuda y con tu vestido de flores,
desnuda y con tus piernas decididas;
desnuda, a mi lado, y ojalá que conmigo.

Por Sara Herranz.

domingo, 3 de mayo de 2015

A lo positivo de lo negativo.

sin embargo dije no.

no a almas rotas con corazones perdidos
no a deshechos sin reciclar
no a la vida sin libertad
tampoco a la muerte sin justicia.
no al olvido propio de lo ajeno
no a personas adecuadas en momentos equívocos
no a subir y bajar a la vez
no a la imparcialidad entre rejas

no al castigo del perdón.

no a la paz sin guerra
no a volver sin ir
no a dejar las cadenas sin romper

no a creer sin crear.

no al arte justificado
no a las cuerdas que atan
no a gritar sin ser de noche
no a la lluvia sin mojarnos.
no al mar sin infinito
no al cielo sin luceros
no al suelo sin pisadas.
no al color sin matices.

no a la poesía con sentido
sin sentir.

Andy Warhol.