sábado, 20 de junio de 2015

Tus labios

Ya se nos había hecho tarde
cuando yo me di cuenta
de que debería ver el tiempo
como un aliado
en la Gran Guerra
que se acababa de desatar en mí.

Y cuando digo tarde para hoy
me refiero a lo pronto que me queda el mañana
sabiendo que tendré las mismas dudas
los mismos ojos
y el mismo corazón;
delante de mí.

Me pregunto si se te habrá pasado por la cabeza
lo mismo que ahora se pasea por mis versos.
Me lo pregunto siempre que te veo
y me doy cuenta de que nunca lo sabré
cuando dices que te vas
y me pongo nervioso por no saber la manera correcta de despedirme de ti.

Ya se nos había hecho tarde para hoy
pero si hay una cosa que tú me has enseñado
es que el tiempo que no podemos recuperar hoy
es el tiempo que tenemos que ganar mañana.


Sé que no te gustaría besarme
justo después de haberme fumado un piti;
pero hoy no es el día
ya veremos qué no(s) pasa
mañana.

Me enciendo el cigarro
y ojalá no lo hiciera.

Me voy,
te vas,
nos vamos.

Hasta mañana, chica de mirada reluciente.

Pintura de Joan Miró.