sábado, 24 de septiembre de 2016

La sombra del muro

No has conseguido pasar
el muro
que se esconde entre mis sonrisas
versos
miradas
promesas
sueños
y esfuerzo.

No lo has conseguido pasar.

No pasa nada.

Jamás te culparé,
pero entiende que yo me quedo aquí
conmigo,
y todo lo que soy:
lleno de todos los que aportáis
un poco de luz
a este lado de la frontera con tanta sombra
que apenas se ve.

Este muro que siempre será mi muro,
aunque lo mire desde mi lado,
el tuyo,
o por arriba y abajo.

Sería injusto impulsarme en ti
para superar mis miedos,
temores
y deseos.

Me quedo aquí,
la próxima vez que nos veamos
estaremos en nuestro cielo.

Ya sabes dónde estoy,
si me quieres encontrar
asómate;
que yo estaré escalando
mis propias cicatrices.

Fotografía de Horst P. Horst.